En el Teatro Degollado: Madama Butterfly.

Giacomo Puccini

Esta vez, tuve la oportunidad de ver en el Teatro Degollado la famosa opera de Giacomo Puccini Madama Butterfly, y todo gracias a mi buen amigo (y vecino Shawn). Resulta que este año aquí en Guadalajara se festejaría el 12º Festival Cultural de Mayo y de país invitado estaría Japón, en el ambiente musical se presentarían directores, concertistas; en si, músicos proveniente de este lejano país dispuestos a dar una serie de presentaciones con una gran selección musical; pero como todos supieron fue exactamente en este mes donde fundió el pánico por la influenza… dado esto, se cancelo prácticamente todo el festival a excepción de unas cuantas presentaciones a final de mes, entre ellas la gran clausura: La Opera de Madame Butterfly.

Cartel de la Opera

El reparto fue el siguiente:
~Butterfly (Chio Chio-san): Svetlana Ignatovich – Soprano Rusa
~Susuki (La Criada): Valentina Kutzarova – Mezzosoprano Búlgara
~Pinkerton (Teniente de la Marina Americana): Jose Luis Duval – Tenor Mexicano
~Sharpless (Consul): Marco Nistico – Baritono Italiano
~Goro (“Arrendador”): Manuel Von Senden – Tenor Alemán
~Kate (Esposa de Pinkerton): Lucia Guadalupe Preciado Peña – Soprano Mexicana
~Yamadori (Pretendiente de Butterfly): Luis Gonzales – Barítono Mexicano
~Bonzo (Tio de Butterfly): Carlos Arturo Mendoza – Bajo Mexicano
~Yakuside: Oscar Medrano – Bajo/Barítono Mexicano
~Comisario: Carlos López – Bajo/Barítono Mexicano
~Oficial: Alfredo Hernández – Bajo Mexicano
~Madre (De Butterfly): Teresa Banderas – mezzosoprano Mexicana
~Tía (De Butterfly): Estefanía Aviles – Soprano Mexicana
~Prima (De Butterfly): Favia Escamilla – Soprano Mexicana
~Hijo de Butterfly: Teo Poffet Bartzik Mexicano

Tambien mensionar a:
~El Director: Johannes Wildner invitado de Austria
~Escenografia: Berhard Rehn (Austriaco, vaya sorpresa que nos dio)
~Iluminacion: Jesús Hernández (Mexicano)
~Vestuario Eloise Kazan (Mexicana)
~Maquillaje: Elvira Romero (Mexicana)

Acto I

Comienza el preludio, se abre el telón mientras Pinkerton sube hacia el escenario; todo esta bajo una densa capa de humo, como en una tormenta del desierto, todo limitado al fondo por una larga cortina en tiras; un poco al fondo hay tres individuos (podría decirse que danzantes de butoh) deslizándose en el escenario, y cuando el humo se disipa y Goro aparece en el escenario nos encontramos con una inesperada sorpresa… el escenario esta con unos 15 centímetros de agua (¡!) y sobre ella una especie de isla cuadrada con una pequeña montaña sobre ella, un poco atrás hay unos bambús y algunas piedras; nos tomo a todos por sorpresa, ya que tengo la idea de que todos al saber que seria Madame Butterfly esperábamos algo mas japonés tradicional; la idea al principio no me agrado, pero conforme fue avanzando la opera, la escenografía se convirtió en un deleite. Continuando con la opera, Pinkerton sube finalmente al escenario mientras Goro le muestra lo practica y conveniente que es la casa, así también le presenta a los criados del hogar, entre ellos Suzuki; un personaje muy importante dentro de la obra. Justo después entra el cónsul Sharpless para platicar y tomar un rato con Pinkerton, en esta platica Pinkerton muestra la razón para casarse con Butterfly: Un capricho para después que vuelva a su país natal se case con una mujer americana, muestra también algunas fotografías de otras mujeres extranjeras con las que ya se ha también casado; de aquí un aria importante: “Dovunque al Mondo” que comienza con algunas notas del himno de estados unidos (tonada que aparecerá cada vez que se mencione a dicho país). Ahora, entra Butterfly rodeada de sus familiares con el bello “Quanto Cielo! Quanto Mar”, (muy bonito el vestuario tanto de Butterfly como del coro que la acompaña), llegan a la “casa” finalmente, donde Pinkerton, Butterfly y Sharpless tienen una platica mientras la familia murmura lo que podría ser del próximo matrimonio; no pasa mucho tiempo para que la pareja se aleje de todos para conversar; aquí nos muestran las femeninas pertenencias de Butterfly, entre ellas una espada, pero la esconde rápidamente; en ese mismo momento Butterfly le confía a Pinkerton el hecho de que cambio de religión para así poder rezar junto a su marido. Nuevamente toda la familia junto con los novios se disponen a celebrar la boda que lleva a cabo el comisario (Carlos López… que tengo idea que estudiaba música conmigo, jeje) y en el momento Sharpless sale de la escena (un tanto incomodo por saber la verdad del matrimonio), después se propone un Brindis y hace entrada el Tío Bonzo (Maquillado en blanco con efecto de músculos expuestos en el cuerpo, sosteniendo dos báculos con cabezas en la punta; magnifico y escalofriante) revelándole a la familia que Butterfly les había dado la espalda a sus antepasados al cambiar de religión en “Ed Eccoci In Famiglia”, Pinkerton rápidamente exige marcharse a toda la familia por los comentarios crueles hacia Butterfly. Después de esto, Pinkerton con palabras tiernas trata de reanimar a Butterfly; y aquí comienza el dueto “Bima Dagli Occhi Pien” mientras Butterfly sale un momento de la escena para cambiar su vestuario de bodas; y continua con “Un Vogliantemi Bene”, afectuosas caricias verbales mientras ambos contemplan la belleza del cielo nocturno; y así, se cierra el telón.



Acto II



Nuevamente se abre el telón, ahora en la pequeña isla hay un refrigerador y sobre el un Cristo y la foto de Pinkerton, Butterfly ahora luce un vestido estampado con la bandera norteamericana. Hace tres años que Pinkerton se fue poco después de casarse. Cada día que pasa la situación es mas difícil, la casa se esta quedando en la ruina, ahora el que paga el alquiler es el cónsul. Suzuki; que esta con Butterfly rezando para que Pinkerton vuelva pronto, Butterfly sigue en pie tras la palabra de su marido: “Volveré en la estación de las flores, cuando el petirrojo haga su nido de nuevo”; aquí comienza el aria mas brillante de la opera, Un Bel di Vedremo, donde se describe como Butterfly imagina el día en que su amado esposo vuelva; la escena fue tremendamente conmovedora, con Svetlana Ignatovich en el centro del escenario a brazos abiertos, esperando tristemente por el regreso. Entra el cónsul con una carta; una trágica noticia, ya que Pinkerton le dice que con tacto la prepare para “el golpe”. Aparece después Goro con Yamadori, que viene en busca del amor de Butterfly; pero ella rechaza cruelmente los sentimientos de Yamadori, ya que ella aun se considera una mujer felizmente casada. Yamadori y Goro salen de la escena, y el cónsul se queda a solas con Butterfly; dispuesto a leerle la carta a la esposa de Pinkerton comienza, pero cada palabra es interrumpida por románticos comentarios de Butterfly acerca de la carta… finalmente al no poder terminar la carta, el cónsul le pregunta “¿Y si Pinkerton no volviese jamás?”; ella se queda pasmada y le responde “Volver a cantar… o la muerte”. Sharpless no puede mas con ese pesado ambiente y le dice que debería de aceptar la proposición de Yamadori; ella sale de escena y vuelve con un niño, su hijo, y le pide que le escriba a Pinkerton de su hijo, ya que ella piensa que cuando se entere de su hijo atravesara mediomundo con tal de volver, El cónsul sale de la escena. De pronto se escucha un cañonazo en el puerto, Butterfly observa atentamente a ver si se trata de la nave de su marido, y efectivamente ¡lo es!, rápidamente Suzuki y Butterfly se disponen a “traer la primavera a la casa” llenándola de flores del jardín, mencionando que ella siempre lo supo, también recordando a todos aquellos que se “regocijaban” de tu desgracia (especialmente el Tío Bonzo), Suzuki y Butterfly reparten flores por toda la casa con el (a mi parecer) el dueto mas bello y dulce de la opera: El Dueto de las FloresScuoti quella fronda di ciliegio...”. Finalmente, deciden esperarlos Suzuki, Butterfly y su hijo, haciendo tres hoyitos en la pared de papel. Y así, en esta bella y dramática espera musical (“Choeur À Bouche Ferm”) termina el segundo acto.


Acto III

Butterfly quedo despierta toda la noche esperando por Pinkerton, pero el no llego; Suzuki se levanta y le pide que se vaya a descansar. De repente, Pinkerton y Sharpless entran a escena, Suzuki esta ansiosa por llamar a Butterfly, pero le piden que no lo haga, ya que la noticia será muy dolorosa para ella; Suzuki ve entonces una mujer en el Jardín (Kate; Lucia Guadalupe caminando por entre las cortinas del fondo), el cónsul le dice que Pinkerton se volvió a casar y que vienen para pedir al hijo de Pinkerton, mientras Pinkerton se pasea por el lugar y ve claramente en la casa como han esperado fielmente por el, con el corazón partido al darse cuenta el daño que ha causado. Pinkerton sale de escena y Butterfly entra y se da cuenta de la presencia de Kate… Butterfly pregunta por ella, pero el silencio la hace entrar en razón, y en el momento Sharpless le dice que Pinkerton se ha vuelto a casar; entra Kate entonces muy triste por saber lo ocurrido; Butterfly le dice que Kate ha de ser la mujer mas feliz de todo el mundo… y que se puede llevar a su hijo si el viene por el. Kate y Sharpless salen de escena y Butterfly manda a Suzuki a jugar con su hijo. Cuando se encuentra totalmente sola, saca de entre ramas el cuchillo que mostro al principio (el mismo cuchillo con el que se suicido su padre) y en el esta escrito "Con honor muere quien no puede conservar la vida con honor”, al percatarse de esto, Suzuki manda al niño con el fin de evitar que esto suceda; pero ya nada se puede hacer, Suzuki se despide de su muy amado hijo y le dice que vaya a jugar mientras le venda los ojos. Finalmente, Butterfly decide terminar con su vida mientras se escucha la voz de Pinkerton llamándola desesperadamente. El Finale fue tremendo, movió el teatro entre tanto drama, tanta tristeza y así, cae el telón por ultima vez.


...................................................................................

¡Una presentación impecable al igual que la música; la escenografía magnifica al igual que los vestuarios y no olvidemos la fantástica iluminación!, tremendo aplauso el que hubo en el teatro, y al final salió la talentosa Svetlana Ignatovich con un enorme sombrero charro rojo (Un muy genial detalle digo yo :D).
Entre detallitos también, el vestuario de Pinkerton era muy turista gringo; digo, las veces que he visto la opera aparece por lo menos una vez en su uniforme de la marina, no dio mucho la pauta para pensar que Pinkerton era marinero. Tambien Valentina Kutzarova resvalo dos veces al remeter contra Goro (Manuel Von Senden), pero digo, eso fue algo inevitable, considerando el resvaladiso y mojado escenario, muy difícil debió ser el caminar sobre el; de hecho, no fue tanto caos como yo imagine al principio; hubo gotas fuera del escenario, si las hubo, pero el único preocupado parecía yo (mucha exageración de mi parte tal vez), también se utilizaron tiras de colores para festejar la boda de Butterfly, todas quedaron sobre el agua, ve veía muy bonito, pero después del primer acto limpiaron la mayoría de ellas, pero aun quedaban restos un tanto molestos, pero se fusionaron bellamente en el dueto de las flores, cuando se regaron pétalos de rosas. También mencionar que al ver la propaganda uno ve el refrigerador… ni idea de lo que significaba en un principio, pero al aparecer en el segundo acto claramente se ve que es una representación de lo Norte Americano en tan exótico lugar, muy genial detalle. En fin, yo disfrute MUCHO la presentación, ganas quedaron de volver a verla, y también, es triste que no hubo posibilidad de fotografías o video, de todos modos, estaré pendiente en internet esperando algo de ello… y por cierto, es la primera vez que redacto un evento, pienso (y espero) que no será el único :D.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.